BIENVENIDOS A ESTE TU BOLG.

Gracias por estar aqui y compartir

Buscar este blog

jueves, 18 de junio de 2015

NO PERMITAS QUE TUS PROPIOS MIEDOS, BAJE TU AUTOESTIMA Y TE IMPIDAN VIVIR EN PAZ Y FELIZ...


Trabajar para lograr los cambios necesarios y transformar a quienes tienen la auto estima baja por traumas personales, es nuestro propósito ayudarles a subir la auto estima con historias que sirven de ejemplos.
Hace algunos años, estaba en clase en la Universidad. El tema tenía que ver con superar los temores del pasado. Aprender a perdonar.
De repente, pasó al frente una compañera. Nos dijo que siempre se había sentido acomplejada desde niña, porque había nacido con 6 dedos en una mano, y que siempre se peleaba con los niños por eso. Que ese complejo le evitaba ser feliz.
Entonces los vi… ¡Era cierto!
En su mano derecha, en el dedo meñique tenía otro dedo ¡y jamás me había dado cuenta!
Esa mano la había saludado innumerables veces "¿Cómo era posible que no me hubiera dado cuenta? ¿Qué soy tan distraído?".
No salía de mi asombro, cuando otra compañera que estaba al lado mío respondió sin querer mi duda…
"¡No me había dado cuenta!" exclamó ella con los ojos atónitos.
No es diferente en nuestra vida diaria. Podemos estar a la defensiva porque tenemos un defecto y pensamos que todo mundo se da cuenta. La verdad, es que el 98% de las personas se la pasa el 90% del tiempo pensando en sí mismas.
Nunca van a ver los defectos que tu crees que todo mundo ve en ti. Esta chica era muy insegura y siempre estaba a la defensiva. Siempre me preguntaba porque. Ahora lo entendía.
¿Cuántas veces te paralizas por defectos que crees que otras personas ven en ti… cuando nadie se da cuenta?
También, hace años recibía un curso de asertividad con otros compañeros de la empresa. En una de las dinámicas, un compañero de contabilidad, al que todos teníamos en gran estima, decía que se sentía inseguro y dudaba si hacía bien su trabajo. Eso no le permitía ser feliz.
Me quedé sorprendido. Siempre lo había tenido como una persona muy eficiente. En esa época en la que yo era auditor y viajaba mucho, tenía un contacto muy estrecho con él por los viáticos de los viajes.
Siempre amable a pesar de la presión diaria de trabajo para ayudarme y resolver mis problemas.
Casi inmediatamente después de que el se atrevió a hablar de sus temores, una de las chicas de su departamento habló. Le dijo que estaba sorprendida de su baja opinión de si mismo. Que en los momentos de más presión en que necesitaba de la ayuda de alguien que pudiera resolver el problema (cuadrar balances contables), él siempre había salido al rescate y estaba eternamente agradecida por ello.
Inmediatamente yo me atreví a hablar, y reconocerle lo que te comenté líneas arriba. Después de mi vinieron otras opiniones. Todas favorables. Todas sinceras y genuinas.
El se sorprendió. Nos agradeció. Ahora sabía lo valioso que era para nosotros.
¿Cuántas veces piensas que tienes defectos, cuando son solo imaginarios? ¿Cuántas veces te limitas por la opinión que tu piensas que otros tiene de ti… cuando no es cierto?
Te invito a que reconozcas las cosas que te gustan de los demás y se los digas directamente. Ni te imaginas como puedes transformar su vida.
Por otra parte, es posible que tengas defectos reales, como la chica de los 6 dedos. O, sean imaginarios, como el amigo de contabilidad.
Cualquiera de los dos casos, toma conciencia de que la mayoría de las personas no se da cuenta de ello y les importa menos que tu persona secreta del corazón.
Les importa menos que lo agradable que eres y la ayuda que les brindas en los momentos en que te necesitan. Piénsalo.
¡Libérate de esos temores imaginarios y atrévete a vivir una vida más plena con tus amigos y seres queridos!
  Edgar Martínez

Afortunadamente la vida da muchas vueltas y oportunidades, y a cada uno le llega la oportunidad de liberarse de lo negativo que lo haya tenido atrapado en el pasado o en el presente.
Lo importante es aprender a subir la auto estima, ocupando todas las herramientas que lleguen hasta ti. 
Si has optado por dejar atrás los traumas y corregir tus errores, madurarás, y todo lo que te llegue será positivo, y te abrirá caminos a la paz interior y felicidad tanto para ti, como para aquellos que te rodean...

En los senderos que dirijas tus pasos, es bueno hacerlo con el amor de Dios en el corazón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario